miércoles, 23 de diciembre de 2009

Esa melodía era realmente hermosa, cada vez que la tocaba era un sensación maravillosa, era una lástima que no la seguía tocando, pero esperaba que la volviera a tocar esa noche, me cambie rápidamente por que escuche a Alice venir a mi habitación, así que no quería que me encontrara con la misma ropa.
-Bella- no pude responder cuando ella ya tenía su cabeza dentro de la habitación, su característica sonrisa no estaba en su rostro lo que me inquieto
-Pasa, Alice
-Vamos, todos nos esperan- tomo mi mano y prácticamente me llevo con ella, llegamos y ya todos estaban en la sala, eso eran mochilas?
-Buenos días Bella
-Buenos días Esme- me percate de que todos tenían una sonrisa en su rostro
-Recuerda que estas a prueba- yo solo asentí- solo estarás con Esme, ya que los chicos se marchan a la escuela
-Maravilloso, verdad-Alice quien daba saltitos por toda la estancia.
-Basta Alice
-Así que espero que tu comportamiento sea el apropiado
-Déjala ya Carlisle, nos vamos a divertir- paso una mano sobre mis hombros y yo sonreí esperando que no se me notara incomoda.
-Nos vemos más tarde- el entusiasmo de Alice era incomparable, fue prácticamente arrastrada de la estancia por Jasper, era seguida por los demás, Esme me llevo con ella hasta la puerta donde vi que Jasper, Alice y Edward iban en un Volvo, mientras que Emmett y Rosalie en un BMW y Carlisle en un Mercedes, Esme les dijo adiós y no pude contener la sonrisa al ver a Alice salir por la ventanilla del auto para decirnos adiós y una mano la tomo por el cuello de su chaqueta para que entrara de nuevo al auto, ese debía de ser Jasper, siempre preocupado por las locuras de su novia.
-Ellos sí que saben cómo mantener un perfil bajo-dije con una sonrisa, y vi que Esme no había evitado reír ante mi comentario
-Se a lo que te refieres, pero ellos insisten, que un lujo no le hace daño a nadie
-Seguro, pero apuesto a que acaparan todas las miradas
-Aunque debo de decir que no hacen falta los autos de lujo para que todas las miradas estén sobre ellos
-Y eso no los incomoda?
-En un principio, los que siempre se quejaban un poco eran Edward y Jasper, los demás parecen que les encanta esa atención- estaba recogiendo todo lo que estaba fuera de lugar
-Tu puedo ayudar en algo
-Me ayudarías a plantar unas flores en el jardín
-Claro, aunque advierto que nunca lo he hecho-me encogiéndome de hombros
-Lo que cuenta es la intensión- se metió al garaje y saco lo que debían de ser sus instrumentos de jardinería
Estuve gran parte de la mañana junto a Esme, poniendo en práctica mis conocimientos de jardinería, los cuales se reducían a la cantidad de cero, pero no fue tan difícil y me mantuvo tranquila por un largo tiempo lo necesario hasta que llegaron Alice, Jasper y Edward
-Y que tal su día?-pregunto amablemente Esme
-Magnifico, lo mismo de siempre, y qué tal te fue en el arte de la jardinería
-Bien-intente sonar convencida
-Y donde están Rose y Emmett?
-Venían detrás de nosotros, no tardaran-respondió Edward, pero fue interrumpido ya que Alice se había tensado y se quedaba muy quieta
-Alice, que sucede?
-Rose, Vulturis-escuche que dijo no pude evitar que un escalofrió recorriera mi cuerpo
-Donde?
- A unos kilómetros Rose y Emmett ya están en camino hacia donde están
-Y que estamos esperando?-me moví en dirección hacia la puerta, en cuanto salí deje que entrara el aire a mis pulmones, comprobé que tenía razón, un aroma familiar estaba en el ambiente, corrí entre los arboles lo mas a prisa que podía, aunque fácilmente fui dejada atrás por Edward quien llego antes que yo al lugar, me detuve en seco al ver lo que ocurría, Rosalie y Emmett estaban siendo atacados por Jane quien parecía muy divertida viendo su sufrimiento, mientras que Demetri estaba junto a dos de los guardias de los Vulturis riendo ante el dolor de los chicos Cullen.
-Que creen que es lo que están haciendo?, déjalos ahora mismo Jane
-Isabella- dejo a ambos y se dirigió hacia mí
-Por que los atacaron?-pregunte molesta, ante tal actitud
-Ellos, nos amenazaron-se acerco Demetri en paso lento
-Además de que estaba un poco aburrida
-Maldita-Rose quien se puso de pie- veras de lo que soy capas
-Creo que no fue suficiente, te quitare lo habladora
-Ya fue suficiente, déjalos tranquilos y eso va también para ti Demetri- me puse delante de Rosalie, quien estaba furiosa
-Que crees que haces, Isabella?
-Es obvio que tienen ventaja sobre ellos, así que no es justo que sigan con su estúpido juego, mejor inténtalo contra mi Jane-la rete a lo que ella bufo enojada
-Le quitas la diversión
-Ya no es tan divertido, cuando estas contra un igual- una sonrisa se formo en mi rostro, me encantaba hacer que Jane se molestara
-No entiendo porque los defiendes
-Que es lo que hacen aquí Demetri?-pregunte evadiendo la pregunta, ellos no entenderían él porque
-Tuvimos que viajar para terminar con unos chicos en Riverside, y ya que estábamos cerca decidimos que sería bueno venir a ver cómo es que trataban a la joya de los Vulturis
-Estoy bien ya lo vieron, así que será mejor que se marchen, no creo que ha Aro le agrade que se tomen un tiempo de descanso sin su autorización
-Nos iremos más tarde, queremos que nos aclares un par de cosas- se acerco a mí y toco mi mejilla, ahí estaba de nuevo queriendo llamar mi atención, mi reacción la de siempre hice su mano a un lado y me aleje de el
-Que es lo que quieren?
-A solas- me gire hasta donde estaban los Cullen quienes no perdían detalle
-Pueden regresar a su casa, yo los alcanzo en un momento- esperaba que entendieran que había sido mas una petición que una orden.
-No te podemos dejar sola
-Alice, yo los conozco mejor que cualquiera, los alcanzo en un rato- me dirigí hacia donde me esperaban Jane y Demetri
-Porque demonios les tienes que dar explicaciones a esos
-No es de tu incumbencia Demetri- espere a que hablaran y note que lo que estaban esperando es que el rastro de los Cullen fuera más tenue
-Dejaste de mantenernos al tanto
-Que quieren que les diga Jane, si no hay nada, es muy extraño pero son bastante cuidadosos
-Lo que necesitan es un buen rastreador
-Basta Demetri
-Lo que queremos decirte es que hemos descubierto algo
-Respecto a qué?
-A tus queridos alborotadores
-Habla Demetri
-Recuerdas la vez que fuimos a terminar con un grupo a Escocia?
-Cuando escaparon algunos de ellos
-Exacto Isabella, uno de ellos, James es el que parece estar detrás de todo esto-me confió Jane
-Como lo saben?
-Solo debes de confiar en nosotros, ahora entiendes porque no has tenido rastro de ellos
-Claro, sabe cómo nos movemos- ahora todo cuadraba, no era que yo estuviera haciendo algo mal
-Exacto, debes de estar más al pendiente de ello, cuida cada detalle, sabes que en algún momento cometerá un error, todos lo hacen
-Me van a decir como lo saben?-volví a insistir
-Lo sabrás a su debido tiempo, te apetece ir de caza?- me pregunto emocionada
-Se nota que no te has alimentado bien últimamente, las líneas debajo de tus ojos lo demuestran, además tus ojos están muy oscuros
-Deja de analizarme, no tengo sed
-Vamos, a otro tonto con esa escusa- me corto Jane con voz irritada
-Es que acaso, te estás uniendo al club de los perdedores
-Como diablos te atreves a insinuar eso- me fui contra Demetri, quien no había esperado mi ataque, lo había acorralado contra el tronco de un árbol, mientras mi mano la tenía en su garganta, estaba molestándose, me mostros sus dientes y yo hice lo mismo
-Pagaras por esto Isabella-comenzó a atacarme, conocía sus movimientos, ya que nos hacían entrenar juntos la mayoría de las ocasiones
-Esto será divertido-se acomodo para observar el espectáculo, impidiendo que los guardias intervinieran.
Demetri hizo algo que no había hecho antes, se fue contra mi garganta, su ataque era serio, me moví rápidamente, colocándome tras de él y lo lance contra el árbol haciendo que este callera, ninguno de los dos parecía querer detenerse, al menos yo no lo haría, hasta que le diera su merecido, ya me había logrado derribar un par de veces, pero no era nada serio aun.
-Ya me canse, siempre es la misma rutina-detuvo a Demetri, quien intento mantenerse en pie, pero el dolor que le estaba provocando Jane era mayor.
-De…jame- se incorporo rápidamente
-Debemos marcharnos, de lo contrario Aro se dará cuenta de que estuvimos contigo
-Tú y yo tenemos algo pendiente- me observo molesto y se marcho junto con Jane
-Hasta pronto Isabella, y no olvides lo que te dijimos
Los vi marcharse del lugar, sabía que ya estarían a varios kilómetros de ahí, regrese a casa donde estarían los demás y podría casi estar segura que Carlisle ya estaría en el lugar, pero me sorprendí de ver que no había llegado aun, entre e inmediatamente todos se giraron para observarme.
-Que le paso a tu ropa-me fije en ella sin comprender, me tomo del brazo y me llevo hacia el espejo más cercano, vi que estaba rota de algunas partes
-Genial, mi blusa nueva
-Que es lo que querían, y porque regresas en ese estado?
-Venían a traerme información y si te interesa saberlo tuve una pequeña discrepancia con Demetri
-A eso le llamas pequeña?, ve a cambiarte cariño
-Donde está Rosalie?-pregunte al no verla entre ellos
-Está en la habitación, porque nos defendiste?
-No era justo lo que estaba haciendo Jane, estaba abusando de que ella tenía todas las cartas a su favor
-Y desde cuando te importa defendernos
-Solo hago lo que creo conveniente- me vio intensamente por unos minutos para después darme la espalda y marchase junto con Rosalie
-Gracias Bella, se que ellos no lo dirán ahora, ya que su ego está totalmente lastimado, pero ya se les pasara
-No importa- respondí, me fui a mi habitación de la cual no salí en lo absoluto, buscaba más información sobre lo que me habían dicho, tenia revisar si había algo referente a los ataques que habían ocurrido en Escocia, si era James tenía que encontrar algo que me ayudara a dar con él.
En cuanto llego Carlisle baje, y supe que ya lo habían puesto al tanto de la situación.
-Carlisle, puedo hablar contigo-pregunte a lo que el asintió y me indico que saliéramos al jardín- se que debes de estar molesto, pero no comprendo porque lo hicieron, lo único es que me dieron información
-Porque los defendiste?
-Era injusto, Jane solo estaba haciendo para divertirse, sabía que ella era la que saldría ganando-no pude evitar saber que hace solo un tiempo a mi no me hubiera importado, si era justo o no, solo si era divertido.
-Y que es lo que querías decirme
-Demetri y Jane, me dijeron que podría tratarse de James un rastreador, que logro escapar en un enfrentamiento que tuvimos en Escocia hace unos años
-Y ellos, como lo saben-yo solo me encogí de hombros
-No me lo dijeron, pero sé que puedo confiar en ellos
-Tú lo puedes hacer, nosotros no lo creo y menos de lo que paso esta tarde
-Sé que es difícil que lo hagas, pero es la única pista que tenemos ahora, solo tengo que investigar y si es verdad te lo diré, no hare que se arriesguen en esto
-Tú cambio me sorprende, solo falta algo
-Que es lo que falta?
-Que te unas a nuestra dieta, mañana iremos a cazar- sonrió al ver mi rostro contrayéndose- no me respondas ahora, piénsalo y mañana das tu respuesta
-Lo hare-respondí, era momento de comenzar a experimentar algo nuevo, no todo debía de girar en torno a los Vulturis, ellos eran felices con esa “vida” porque no intentarlo.Esa noche fue bastante larga, aunque por primera vez no estuve encerrada en mi habitación, estuve un tiempo platicando con Esme de cosas irrelevantes, podía ver que el semblante de Emmett ya no era el mismo al observarme, pero Rosalie en cambio evitaba a toda costa mirarme, no le di importancia sabía que había hecho lo correcto
-Porque estas tan tensa?- en un abrir y cerrar de ojos Alice estaba frente a mi
-No lo estoy
-Si lo estas- enorme sonrisa apareció en su rostro
-Como lo sabes?, hay algo que no puedas hacer?-pregunte en tono de burla
-Lo sé por Jasper, el siente tu tensión y no la está trasmitiendo, lo cual no es muy cómodo para Emmett, y si hay algo que no puedo hacer, no leo las mentes, ese es trabajo de Edward
-Jasper siente mi tensión?- sin duda eran extraños
-Que no te lo habían dicho?- me pregunto a lo que yo negué- Jasper puede sentir y trasmitir las emociones y lo estás haciendo trabajar de mas, para mañana estará agotado, mientras no te tranquilices
-Lo siento, intentare calmarme- sabía que me sería imposible ya que había prometido que me marcharía con ellos de caza, de solo pensarlo mi tensión aumento
-Bella, creo que no lo haces muy bien, si te sirve de consuelo, todo será magnifico
-Es que es muy extraño, no sé por qué lo hago
-Esa respuesta solo la sabes tú-se marcho sigilosa de la cocina, salí de ahí y me acomode en el jardín, todo estaba tan tranquilo y no pude evitar sonreír al volver escuchar la hermosa melodía de la noche anterior, cerré mis ojos y solo me dedique a escucharla hasta que escuche que había abandonado el piano, era una lástima, pero al menos la había escuchado de nuevo, el salió antes de lo que yo hubiera querido, la hora de mi sentencia había llegado.
-Chicos es hora de partir-salió y con un solo gesto me indico que entrara
-A dónde iremos-la comenzar a dar saltitos
-Ya lo verán, Bella, ve por algo mas abrigador, recuerda que debemos cubrir apariencias
-Aquí lo tienes- me extendió una chamarra demasiado gruesa para mi gusto, pero al menos me evito el subir a mi habitación
-Emmett, Rose, Alice y Jasper, irán en el Jeep, Edward y Bella vendrán con nosotros, los demás solo síganme
Nos fuimos de acuerdo a lo planeado, viajamos por cerca de 3 horas hasta llegar a una zona montañosa, vi que Alice bajaba con una enorme sonrisa.
-Esto te encantara Bella
-Déjala respirar un poco-agradecí a Edward quien parecía darse cuenta de que me estaba abrumando
-Bella, un favor -me sorprendió ya que no había tocado palabra con el
-Claro
-Te podrías tranquilizar
-Si- me sentía apenada, escuche como Emmett se burlaba de la situación
-Ya saben, no se separen demasiado
-Entendido-Emmett quien salió corriendo pero en seguida regreso
-Emmett!!!
-Lo siento, creo que olvide algo, vamos Rose- recibió un golpe por la rubia quien no pudo evitar sonreír, aunque quisiera aparentar estar molestas.
- Hacia el este hay mejores presas, Emmett siempre empieza hacia el Norte, es una lástima que nunca espere mis indicaciones
-El nos alcanzara en un rato-aseguro Edward
-Y que esperamos?- la voz de Esme parecía igual de emocionada que Alice
-Una carrera?-pregunto Alice, todos asentimos, la escuche contar pero cuando dijo 3 yo no me pude mover del lugar
-Te sucede algo- había regresado hasta donde estaba
-Algo me lo impide
-No me dirás que tienes miedo, de que uno de esos animalitos te lastime-su voz sonaba completamente burlona lo que me hizo sonreír
-Yo miedo?, esa palabra no existe en mi vocabulario- su sonrisa regreso a sus labios
-Parece todo lo contrario, pero si te hace sentir mejor, estaré a tu lado-extendió su mano hacia mí, lo dude por un segundo pero la tome, fue una sensación extraña pero completamente agradable, nos internamos en el área, nos detuvimos cerca de unas rocas y me señalo a un grupo de ciervos que se encontraban en el lugar
-Estas bromeando-dije viéndolo fijamente
-Porque lo haría-parecía desconcertado
-Ciervos?, no hay algo así como algún carnívoro?
-Lamento informarte que no hay ninguno en el área, elige el de la derecha o el de la izquierda
-Yo quiero los dos-Emmett quien había puesto su cabeza entre la de Edward y la mía, no negare que me sobresalte, no me había percatado de el
-Son nuestros, tú busca algún oso
-Encontré uno delicioso-no pude evita hacer una mueca de asco-no sabes lo que es bueno, novata
-Cual quieres Emmett- tanto Edward como Emmet me veían sin entender
-Cual quiero de los ciervos?
-Si, cual quieres?
-El de la izquierda- se disponía a ir por él, pero lo detuve y lo regresé a su sitio
-Este es el trato, el de la derecha es de Edward, pero el de la izquierda será de quien lo gane
-Juego de niños-se trono los dedos de las muñecas y movió su cuello
-Otra cosa más, Edward ve por el tuyo deja que el otro intente huir, la cacería será más divertida
-Es justo, suerte
-Prepárate para perder, yo jamás pierdo- me aseguro
-Siempre hay una primera vez, y esta es, cuando quieras Edward
Edward nos vio con una sonrisa y se movió bastante rápido, el otro salió huyendo y al instante Emmett y yo corrimos tras él, se escabullía entre los árboles, escuchaba su corazón latir a gran velocidad, de solo escucharlo se me abría el apetito, aunque el aroma no era muy buena, Emmett estaba a unos pasos delante de mí, jamás me ganaría, con el impulso salte sobre una de las rocas, me impulse con la rama de uno de los árboles y caí delante dl ciervo quien cayó al verme delante de él, lo tome en mis manos y mordí su garganta el animal se resistía pero lentamente se fue dejando de mover, su sangre estaba caliente y ayuda a calmar mi sed, cuando termine arroje el cuerpo inerte del animal a un lado y Emmett aun estaba ahí observándome
-Te deje ganar- no pude contener una carcajada
-Claro, no te preocupes, no se lo diré a nadie-dije pasando a un lado de él dándole una palmadita en el hombro
-Vamos busquemos otros y veras
-Quieres perder de nuevo-pregunte, mientras regresábamos a donde debería de estar Edward quien nos estaba esperando con un amplia sonrisa, que bien se veía, su cabello estaba más desordenado de lo usual, se veía sexy, pero que era lo que estaba diciendo, sí que me había afectado tomar sangre de un animal.
-Creo que no preguntare quien perdió
-Cierra la boca
-Y que tal?
-Sin duda prefiero un carnívoro
-Y que dices, otro?
-No, quiero que tu autoestima baje más
-Alguien tiene miedo
-Está bien- nos pusimos a buscar el rastro de otro grupo de ciervos, y encontramos 3 que estaban alimentándose
-Quiero el de la derecha
-Creo que aquí puede ser uno para cada uno
-No, Bella y yo competiremos por el de la derecha tu puedes elegir el que gustes
-Si es el que quieres, adelante, danos la señal Edward
-Ya-lo sentí pasar junto a nosotros él era mucha más rápido, nos fuimos contra el ciervo de la derecha mientras que Edward opto por el del centro, como era de esperarse de lo gane, así que el corrió a tratar de alcanzar el otro que había intentado escapar, pero sonreí aun con mis dientes enterrados en la garganta del animal, cuando escuche el grito de frustración de Emmett
-Alice, ese era mío!!!- cuando termine el mío, vi que Alice le había ganado al ciervo
-Tu no venias por él, tu ibas por el que Bella gano
-Rose…. Amor- se congelo al ver a su rubia novia acercarse lentamente
-Me dejaste sola
-Buenos es que sentí el aroma de esta par y cuando llegue parecía que discutían las propiedades de la sangre de un par de ciervos, así que pensé en quedármelos pero no me dejaron
-Y eso es justificación para que te marcharas sin avisar
-Lo siento Rose
-Ten un poco de consideración con el pobre, su dos últimos intentos han sido frustrados-intervino Edward quien hizo que los demás sonrieras
-No se lo dirías a nadie, el que me habías ganado-me reclamo
-Pero si fue Edward
-Yo no quede en nada, además ya lo sabían
-Lo vi venir
-Te perdono solo por eso, ven te tengo un obsequio que encontré cuando me dejaste, y creo que será de tu agrado te va a encantar
-Que es Rose?, es un oso pardo- parecía un niño pequeño, vi que Alice y Edward intentaban no reír
-Vamos, esto será divertido-Edward quien tomo mi mano y me llevo hacia donde iban los demás, Alice tenia cubierta su presan entre unos árboles, debía de ser algo grande a juzgar por el espacio utilizado, me alce de puntitas para ver si podía ver algo
-Espero que lo disfrutes- quieto una los troncos que estaba sirviendo de protección y dejo a la vista una pequeña liebre de color café, todos estallamos en carcajadas al ver, la cara de total enfado de Emmett
-Muy gracioso no?- soltó al animalito quien corrió a esconderse de nosotros
-Si que lo fue-dije aun riéndome de ver a cara que había puesto
-Todos ustedes me la van a pagar, empezando por ti-señalo a Rose
-Emmett ni te atrevas, esto fue porque me dejaste sola
-Tendrás que soportar la furia del gran Emmett
-Si cariño-su voz sonó con total tranquilidad, como si no la acabaran de amenazar
-Voy a cazar, y tu aléjate de mi área- me señalo yo solo asentí
-Nos vemos en un rato cerca del rio- señalo Alice quien lo había gritado ya que los chicos deberían de estar algo alejados
Case solo un ciervo mas y nos fuimos con Edward a encontrarnos con los chicos cerca del lago, ya nos esperaban Carlisle y Esme quienes parecían ya estar al tanto de la cacería frustrada de Emmett y el incidente de la liebre
-Está satisfecha
-Podría decir que si Esme, debo de señalar que Emmett es bueno eligiendo presas, bastante que beber
-Pero esos ciervos no se comparan en nada con mis 2 osos y mi ciervo- llego al lugar junto con Rosalie quien se veía muy contenta.
Vi que Emmett se dirigía peligrosamente a Edward, pero en un rápido movimiento Edward lo levanto y lo lanzo al agua, haciéndonos a todos estallar en carcajadas de nuevo, salió bastante molestos, pero un brillo en sus ojos me hizo parar de reír en seco lo vi que venía hacia mí, solo sentí un par de brazos en mi cintura y de nuevo escuche un estruendo cuando alguien caía al agua, levante mi rostro para encontrarme con Edward quien sonreía ampliamente, me señalo hacia el lago y vi a Jasper y Emmett saliendo de el
-Por que te has ido contra mi Jasper?-parecía molesta
-Iba a mojar a esa chica, pero alguien la quito de mi amino y él se atravesó- me señalo aun con una sonrisa
-Gracias-le dije a Edward quien aun no me soltaba y la verdad yo no me quería mover me sentía cómoda, pero al ver la sonrisa de Esme y que Carlisle no separaba su mirada de nosotros, me moví y él me soltó.
-Fue un placer
-Y tú, ni creas que te subirás a mi Jeep así
-Si Jasper no se pude ir, porque su ropa mojada, deberías de explicarme como lo harás tu
-Planeas quedarte aquí-la voz de Rose sonó divertida ya que sabía que Emmett no recordaba el insignificante detalle de que el también estaba empapado.
-Sera mejor irnos ahora, mañana tiene escuela
El regreso a casa fue agradable, Esme nos conto lo que había casado, mientras que nosotros le contábamos con lujo de detalle lo sucedido, ella no pudo evitar sonreír, y yo estaba completamente cómoda, era una sensación nueva, era completamente cálida y sabía que podía adaptarme a ella, ahora solo había un pequeño detalle que me causaba incertidumbre, y esa estaba a escasos 60 cm de mi y su nombre era Edward.Cuando llegamos a la casa todos nos dirigimos a darnos un baño, debo de decir que tenía que agradecer que tuviera uno solo para mí, ya que fue sumamente divertido ver a Emmet entrar corriendo intentando ganarle el baño a Rosalie quien fue más lista que él y entro desde la ventana.
-Vamos Rosalie, yo aun estoy mojado y sabes que me puedo resfriar, achuuu!!- quien hizo una muy mala imitación de un estornudo, pero no pudimos evitar reír ante la actitud tan infantil.
-Claro Emmett y yo te voy a creer que podrás resfriarte, solo por eso, tomare un Largooooooo baño de burbujas
-Vamos cariño, no me puedes hacer eso
-Claro que puedo, de hecho ve como lo hago
-Así so siempre?-
-No cariño, algunas veces son peores –me aseguro Esme quien causo que todos rieran
-Ja, ja, ja-Emmett sarcásticamente quien había llegado hasta nosotros-tú tienes la culpa de esto, si tu Edward
-Pero yo porque?
-Solo quería lanzarte al lago
-Es que no hay persona más tonta que tú, creías que no vi lo que pretendías, y estamos de acuerdo que yo no me arriesgaría a mojar mi ropa
-El único completamente perjudicado aquí fue Jasper-intervino Alice quien seguía en la sala con nosotros
-Y donde esta?
-El se está bañando, no esperabas que lo dejara así-respondió como si fuera lo más obvio
-Estas escuchando Rosalie, eres una mala esposa
-Creo que el tiempo de mi baño acaba e aumentar 30 minutos más cariño
-Ni lo sueñes
-Podrían dejar de gritar
-Te molestamos?- había puesto una cara de arrepentimiento
-Si suelen ser algo molestos
-Ya lo escuchaste Rose, que a Edward le molesta que grites
-Ya cállate Emmett, o mi baño se prolongara aun más
-Deja de molestarla, o sabes que lo hará, los veo más tarde
-Jasper ya está por salir, así que nos vemos- se fue al igual que Esme solo quedamos Edward, Emmett y yo
-Creo que yo también me iré a…-mi frase fue cortada ya que ambos chicos salieron corriendo, pero que groseros y yo que estaba intentando comportarme, pero a llegar a las escaleras entendí la situación
-Emmett sal de mi baño, ahora
-Prometo no tardare, sabes que Rosalie tardara demasiado y no puedo estar tanto tiempo así mojadito
-Emmett, sal ahora- solo dio un suspiro de resignación
-Quien es el mejor, yo!!, quien es más rápido ahora yo!!!, el gran Emmett es el mejorrrrrrrr-cantaba en la ducha no pude evitar reír ante la situación y esa espantosa voz
-Creo que alguien debería de decirle que él no está hecho para cantar
-Crees que en algún momento escucha-sonrió, me podía quedar ahí observando sus labios
-Creo que no lo hace, yo me iré a dar una ducha-dije rompiendo el contacto visual que tenia con él, camine rápidamente a mi habitación
Elegí algo simple un pantalón deportivo y una playera estaría bien, solo estaríamos en la casa sin nada que hacer, en cuanto entre a la ducha mi mente comenzó a vagar, en todo lo que había pasado ese día, no estaba totalmente feliz, para empezar el cambio de dieta no era de mi total agrado, pero me mantenía fuerte y después estaba el detalle de Edward, me estaba perturbando demasiado, cuando sentí su mano sobre la mía esa sensación fue extraña como si una pequeña descarga atravesara mi cuerpo, pero no me hizo sentir dolor todo lo contrario.
-Que es esto, que es lo que me está pasando?- deje que el agua tibia recorriera mi cuerpo
Después de lo que debió de ser 20 minutos salí de la ducha y me coloque mi pantalón y mi playera, deshice lo nudos de mi cabello, y lo deje suelto, tome mi Laptop y baje, ahí solo estaba Carlisle me senté frente a él.
-Que bueno que ya has decidido bajar y no solo estar encerrada en tu habitación- tenía una enorme sonrisa
-Ya me aburrí de ella-creo que ya le comenzaba a agradar- he estado buscando información, acerca de lo que paso en Escocia, pero aun no he dado con nada relevante
-Te ayudare al respecto-coloco sus manos sobre la mesa y vi que me observaba fijamente pero ya no era una mirada dura, al contraria era, Dulce?
-Gracias
-Bella
-Dime- lo vi directamente a los ojos
-Se que estos días, que has estado con nosotros, sé que no he sido la persona más atenta, pero espero que entiendas porque lo hice
-Se porque lo hiciste, y respecto a tu manera de ser, en realidad no puedo decir nada al respecto, ya que no te conozco, solo conozco al ser fuerte y entregad que daría todo por proteger a su familia, porque es eso lo son ustedes, son una familia no un grupo mas
-Gracias por entender, una cosa más
-Lo que quieras
-Me gustaría que en lo que estás aquí, dejaras de aislarte y pasaras más tiempo con nosotros, más tiempo en familia
-En familia?-dije con dificultad debido a la sorpresa que me había provocado el escuchar esas simples palabras.
-Así es Bella, me gustaría que nos vieras como una
-Es que ya no desconfías de mi?
-Ya no lo hago Bella, se que fui muy duro en ese aspecto pero temía por mi familia, tu comportamiento era digno de los Vulturis, pero con tus acciones me has dejado en claro que Esme tiene toda razón respecto a ti, detrás de esa mascara de orgullo y dureza hay una chica en verdad hermosa, solo que no la dejas salir muy a menudo-sonrió ampliamente, sus palabras me habían hecho sentir tan bien, un tanto avergonzada.
-En verdad piensas eso de mi?, que es lo que te hizo cambiar?
-Si es lo que pienso, lo que hiciste por Emmett y Rosalie, no te importo enfrentarte a los tuyos por nosotros, hoy cuando fuimos de caza a pesar de tu sed, pudiste competir con Emmet sin atacarlo, y he notado la cercanía que tienes con Alice y Edward- me tense de solo escuchar el nombre de Edward, sabía que la cercanía que tenia con Alice era la una amiga, pero con Edward que era lo que significaba.
-Creo que Alice es grandiosa
-Si deseas hablar de algo en algún momento, sabes dónde encontrarme, piensa lo que te he dicho y sabes que me gustaría que pasaras más tiempo con nosotros-se había levantado y sorprendentemente antes de abandonar la estancia me había dado un beso en la frente, sin quererlo deje que una sonrisa apareciera en mi rostro.
Esa noche no fue muy diferente a las demás, tuvimos que soportar los reclamos de Emmett hacia Rose por haberlo dejado fuera del baño, también los escuche hablar, de lo que harían la mañana siguiente respecto a las asignaturas a las que habían faltado, no les tome mucha importancia, estaba totalmente enfocada en mi investigación, estaba encontrando algunas imágenes que me podrían ayudar
La hora de que todos se fueran llego antes de que me diera cuenta, vi que Esme hacia lo mismo que el día anterior, salía a despedirse de ellos e inmediatamente se fue al garaje, así que decidí que debía de hacer algo mas, ya había estado por mucho tiempo frente a mi laptop.
Encontré a Esme acomodando algunas cajas, le comencé a ayudar a moverlas, estas estaban llenas de papeles viejos las estábamos apilando en una de las esquinas, tome una , pero el peso era demasiado por lo que se rompió dejando que el suelo se viera cubierto por los papeles.
-Eso me pasa siempre- sonreí ante su comentario ya que sabía que lo decía para que no me sintiera mal al respecto, comencé juntarlos y me quede helada al ver aquel trozo de periódicos, que ya solo había visto en mis recuerdos, era cuando habían muerto mis padres, ahí estaba mi imagen, de cuando era una simple humana.
-Bella, te sucede algo?- de inmediato me levante y continúe apilando papeles, los metimos en una caja nueva y la dejamos con las demás.
-Creo que iré un rato a mi habitación, para revisar si hay algo más de información-salí del garaje.
Cuando llegaron todos, aun no me sentía con ganas de de estar ahí, el ver aquel periódico me hizo recordar algunas cosas que habían pasado en el accidente
-Y donde esta Bella
-En su habitación
-Es que Bella ha regresado a ser la misma gruñona de antes
-Emmett, no digas eso
-Lo siento, está bien?
-Algo sucedió, o porque esa cara
-En realidad, si sucedió algo, pero no se alarmen, lo que sucedió fue que Bella me ayudo a mover las cajas que ninguno de ustedes quiso hacer y encontramos esto, parece que le afecto por qué no ha salido de su habitación
-Es ella-era la voz de Rosalie pero sonaba diferente, me tense al saber que ellos estarían viendo el diario en el que se daba la noticia de la muerte de mis padres y que yo era la única sobreviviente escuche que todos se habían quedado mudos, eso me inquieto.
-Ella debió de pasarlo muy mal- me hizo sentir mal no quería que nadie sintiera lastima por mi y mucho menos el
-Y ya vieron la fecha
-Es mañana, mañana es el aniversario de su muerte- respondió Jasper
-Ella lo sabrá, o también lo habrá olvidado?
-Es mejor que lo haya olvidado Rose, sería algo muy doloroso, que recordara la muerte de su familia cada año
-Esme tiene razón, creen que debamos de ir con ella
-Esta algo aturdida lo siento
-Iré con ella
-Que es lo que te ha dado esa chica-la voz burlona de Emmett apareció, escuche un gruñido y supe que era de él, lo había escuchado ya algunas veces.
-Déjenlo, ve con ella, se que podrás hacer algo al respecto, no me gustaría que este sola
-Corre príncipe, tu damisela está en peligro-Emmet quien extendía su brazo derecho mientras su mano izquierda la tenia apoyada en el pecho
-Basta Emmet
-Es algo serio Emmet, podrías dejar de hacer una de tus estúpidas bromas
-Edward, que estas esperando?, una invitación o algo por estilo-Emmet de una manera muy sarcástica, sentí que se acercaba, su aroma era inconfundible, debía de irme o esperar, una parte de mi quería estar con él, pero otra me decía que debía de mantenerlo al margen, me estaba haciendo débil, estaba a escasos pasos de distancia y no tenía tiempo, abrió la puerta y yo salte por la ventana, toque el suelo de manera delicada, camine deprisa por entre los arboles el venia tras de mí lo podía sentir, intente ignorarlo pero su aroma me perforaba los sentidos era tan deliciosa, subí fácilmente a un gran árbol llegue cerca de la copa y me acomode en la rama y a los pocos segundos Edward estaba frente a mí.-Es que huías de mi-solo negué con la cabeza pero no lo quise mirar sus ojos, porque sabía que perdería todo el autocontrol que tenía en estos momentos.
-Es solo que quería un poco de aire, y aquí la vista es maravillosa, nada comparada con la vista que hay en volterra- mire el cielo, tomo mi rostro entre sus manos, debo de decir que eran cálidas y realmente suaves, me hizo que lo viera directamente a los ojos, eran hermosos eran de un color dorado hipnotizante.
-Se que no somos lo que se denomina amigos, pero si quieres podemos hablar
-Lo saben- quería que él me lo dijera
-Siento que pasaras por eso sola, no ha de ser sencillo- acaricio mi mejilla y entrelazo su mano con la mía, y de nuevo esa sensación, esa pequeña corriente que recorría mi cuerpo haciendo sentir tan bien, contrólate bella
-No lo es-dije con sinceridad, sin poder evitar que un suspiro escapara de mi garganta
-Lo recuerdas?-se sentó junto a mi sin soltar mi mano
-Solo recordaba esa imagen del diario, la misma que vi hace un rato, mi rostro
-Que tanto recuerdas?- apretó mi mano sin lastimarme, era más un símbolo de comprensión de queme percatara de que él seguía ahí, pero como pasarlo desapercibido
-Lo único que recordaba era esa imagen del diario, pero hoy recordé algo mas, recordé que íbamos a pasar un fin de semana en las montañas esquiando, recuerdo que en la radio estaba la canción de love Will come Through, como lo había olvidado era la favorita de René, la escuchaba varias veces al día- una sonrisa se formo en mis labios al recordar ese momento no podía evitar sonreír por lo desafinada que sonaba René, era como si la escuchara de nuevo- ella creía que era grandiosa y Charlie y yo no se lo diríamos aunque nos costara unos tapones de oídos unos muy bueno.
-Así se llamaban tus padres, René y Charlie
-Si eso eran sus nombre-respondí, Charlie era socio de una nueva compañía que acababa de abrir en los imites con Canadá, no éramos lo que se puede denominar millonarios, pero tenía mis lujos, René en cambio era la típica mujer de sociedad.
-Típica mujer de sociedad?
-Si ya sabes esa que asiste a todos los desayunos de beneficencia, a los cuales asistía mas por compromiso que por verdadero placer, jamás la llegue a comprender se quejaba de ellos, pero nunca falto a uno solo- me encogí de hombros, apretando mas su mano, que aún seguía entrelazada con la mía, me hacía sentir tan bien, esta sensación era más que obvio que no era solo por compromiso, había algo mas, pero que era eso?
-Habías olvidado eso de tus padres?
-No por completo, pero solo los tenia presentes como recuerdos borrosos, pero cuando vi de nuevo el periódico, parecía que todo estaba ocurriendo de nuevo, como si estuviera ahí en el auto
-Viviendo de nuevo, esa situación?
-Si, fue un accidente, la carretera estaba muy resbalosa debido a la nevada de un día anterior, un auto salió de un curva en nuestro carril, Charlie intento esquivarlo, pero nos fuimos cerca de una precipicio, y otro auto impacto contra nosotros haciéndonos caer, creo que debo de quedar inconsciente porque solo recuerdo cuando era sacada por los paramédicos-no puede evitar tensarme ante esos recuerdos, hacia tantos años y ahí seguían como si estuvieran pasando en este preciso momento
-No tienes porque seguir- sin duda debía de hacerlo, tenía que hablarlo con alguien, tenía que sacarlo de una buena vez.
-Mis padres murieron en el lugar, yo solo vi un par de cuerpos tendidos justo al lado del auto, estaban cubiertos por mantas, yo desperté al día siguiente en el hospital ahí estaba mi nana, la única persona que me quedaba, recuerdo decir al Doctor que me atendió que era un milagro que estuviera con vida, a juzgar por la distancia de la cual habíamos caído, y mi estado el cual no era muy bueno, y solo viví para quedarme sola-dije sin poder evitar sentir ira, porque la felicidad de esos momentos me fue arrebatada.
-Pero dijiste que tu nana estaba contigo, no estabas del todo sola
-Ella murió a los pocos meses, así que decidí abandonar este país, y me marche a Europa, pero la vida no fue nada sencilla-suspire, intente no verlo, sabía que en esos momentos solo encontraría la mirada que mas tenía esa llena de compasión.
-Y como llegaste con los Vulturis
-Ellos me hicieron parte de ellos-respondí al recordar que había despertado cuando esperaba no hacerlo jamás
-Porque te convirtieron?- libero mi mano al sentir que yo la quería retirar
-Por mi don, ellos me mantenían vigilada y al darse cuenta de lo que estuve a punto de lograr lo hicieron son pensarlo, solo pensaron en ellos, no se detuvieron a pensar que era lo que realmente quería yo- dije mientras abrace mis piernas y coloque mi cabeza en mis rodilla, Edward solo se giro para quedar frente a mí.
-Que fue lo que intentaste?- hubiera deseado que no lo preguntara, él era el que menos quería que se enterara de que había sido débil una chica cobarde.
-La única cosa que creía era lo mejor, intente suicidarme y gracias a eso me condenaron a esto, me convirtieron en esto- aparte mi vista de él o quería ver su cara, no lo soportaría
-En un vampiro?
-En una Asesina, al principio mataba por ira, era mi manera de desquitarme por lo que me habían hecho, y ellos me vieron como una joya, “su joya”, y me prometí que sería la mejor, y lo cumplí todos me temen-respondí, aunque una sonrisa se dibujo en mi rostro al darme cuenta de que ya no era la misma, todo había cambiado.
-Las circunstancias te orillaron a ser una de ellos, no tuviste elección
-Los envidio tanto-dije mirando directo a los ojos, eran en verdad hermosos y podían calmar las diferentes sensaciones que me invadían en ese momento, como agradecía que no estuviera Jasper ahí, se habría vuelto loco con mis continuos cambios de humor.
-Envidiarnos, pero si parecía que nos odiaras- una sonrisa se dibujo en su rostro, porque hacia eso, que no se daba cuenta que solo con sus ojos me hacia bajar la guardia y ahora esa sonrisa.
-No negare que lo hacía, porque eran todo lo opuesto a lo que estaba acostumbrada, pero ahora que se como son en realidad, no puedo dejar de envidiarlos-intente explicarlo
-Y como somos en realidad-pregunto mientras con su mano derecha acaricio mi mejilla y coloco un mechón de mi cabello tras mi oreja, me hizo sentir escalofrió
-Son unos seres, formidables, una verdadera familia
-Los Vulturis no son eso para ti, no son tu familia
-No los podría llamar así después de haberlos conocido a ustedes, somos solo un grupo
-Tan malo es?
-No te negare que vivir bajo su cuidado tiene grandes privilegios, aunque es una vida completamente solitaria, ya que la mayor parte del tiempo cada uno está por lado en el castillo, solo por las noches salimos a cazar-respondí, no entiendo cómo era posible que hubiera extrañado en un principio eso.
-No puedo imaginar viviendo eso
-Yo lo he vivido cada minuto de mi existencia, aprendes que primero eres tú, después tu y al final tu, todo mundo pasa a un segundo plano, pero todo cambio cuando paso esto
-Así que, todo el cambio te afecto y por eso tu comportamiento
-Jamás me imagine, que fueran de esta manera, que llegara un momento que me volvería asentir, protegida y sentir el cariño sincero como el que da Esme- dije honestamente, me estaba abriendo con él como no lo había hecho con nadie.
-Es una mujer increíble
-Quiero entender porque haces esto, porque me cuidas y te preocupas por mí, aun cuando me porte bastante grosera contigo, aun recuerdo mis palabras-pregunte sintiéndome un poco avergonzada recordando lo grosera que había sido con él y con todos.
-Ahora eres parte de esta familia y yo me preocupo por cada miembro
-Parte de tu familia-repetí sus palabras, no sé porque sentí que algo me decepciono de ellas, pero así fue, esperaba otra cosa que ni yo misma sabia
-Eso no te agrada- parecía notar mi decepción, aunque no era precisamente por lo que él creía.
-Claro que si-respondí rápidamente
-Pues no lo pareció, Esme se preguntaba si recordabas la fecha
-No hasta hace un rato que lo mencionaron-le respondí sinceramente
-Nos escuchaste-yo solo asentí
-No olvides que también soy un vampiro puedo escuchara gran distancia, había olvidado la fecha solo recordaba en ocasiones lo sucedido
-Mañana será un día diferente, ya que has recordado todo esto, solo recuerda que no estás sola y que yo estaré contigo- estaba a solo unos centímetros de mi, estire mi mano y toque su mejilla, acaricie su rostro como si intentara recordar cada centímetro, el sonrió ante mi contacto y tomo mi mano que descansaba en mis piernas, mis dedos tocaron el borde de sus labios y sin poder evitarlo un suspiro escapo de mi garganta, él sonrió y su mano libre acaricio mi mejilla y se poso en mi cuello, se acerco un poco mas parecía dudarlo, sin pensarlo yo hice lo mismo sentí su aliento mezclarse con el mío, sus labios acariciaron los míos.
-Ya los vi, todo bien?- la voz de Emmett, nos hizo separarnos abruptamente ya que subía hasta donde estábamos, solo esperaba que, no viera TODO
-Que quieres Emmett?- se nota molesto, yo no sabía si debía de estar molesta o agradecida, si antes me sentía completamente confundida ahora era la reina de la confusión y la frustración.
-Que genio-se coloco delante de nosotros-Esme me mando a buscarlos, se preocupo por que ya habían tardado
-Estábamos bien
-Pero creo que ya es hora de marcharnos-dije sin mirar a Edward y baje del árbol, que había sido eso? ,después de tantos años, sentía esta sensación, que parecía estar llenando un espacio, que hasta hace poco estaba vacío.
-Unas carreras?-logro hacerme volver a la realidad.
-Crees poder ganar?
-En realidad aquí tu principal rival es Edward-tome aire y me gire hacia él, su semblante me dijo todo el estaba igual de confundido que yo pero no dejaríamos que Emmett se diera cuenta, no nos volveríamos el blanco de sus bromas.
-Entonces que dices, le ganamos a Emmett-dije con una sonrisa
-Claro- sonrió y nos echamos a correr
-Eso es trampa- venía detrás de mí, creo que no es necesario que diga quien gano, solo que fue un empate entre Emmett y yo en el segundo lugar.
Entramos en la casa y se que nos estaban esperando, Alice y Rosalie estaban en la cocina parecía que viendo una revista
-Y como te encuentras?- me abrazo de inmediato
-Bien-dije correspondiendo al abrazo de Esme quien se notaba preocupada en realidad
-Bella, me preguntaba si te gusta la ropa de marca-Alice con su voz cantarina, levantándose de su lugar
-Claro, pero prefiero algo más simple
-Si nos hemos dado cuenta de ello, aunque la definición de simple se queda corta- no despego la vista de la revista, sabía que era así y que no era de su total agrado, y no la forzaría
-Rose!!, ignórala Bella, me alegra que dijeras que si, hoy salimos temprano de la escuela y fuimos de compras por que necesitaba algunas cosas y encontré algunas que estoy segura te encantaran.
-Gracias, pero así estoy bien-respondí bastante abrumada, Alice a pesar de ser pequeña en estatura era de cuidado, era algo así como un dendecillo-diabolico, su cara angelical te puede engañar, ahora entiendo lo de las apariencias engañan.
-No puedes negarte a recibir algo que ha sido elegido solo pensando en ti- se levanto me tomo de la mano y me llevo a mi habitación al entrar vi que había cerca de 10 bolsas de ropa sobre mi cama, pero no eran de un tamaño normal eran enormes, me quede quieta observe cada una de ellas y vi como Alice sacaba diferentes prendas
-En verdad Alice esto es demasiado, estoy bien ahora
-Tómalo como un regalo de bienvenida
-No puedo aceptar es demasiado-mire las prendas no podía negar que eran hermosas pero no me imaginaba usando nada de ello, eran más el estilo de Heidi, ella si las luciría, tenía un cuerpo fabuloso y yo solo era bella mis curvas eran casi inexistentes
-Te vi con ellas y lucias hermosa, así que me tome la libertad de comprarlas
-No sé qué decir
-Un gracias Alice eres la mejor, no sería mala idea- hizo que sonriera en verdad esta chica era peculiar
-Gracias Alice eres la mejor- sonreí, imitando su voz a lo que ella frunció su rostro y después volvió a sonreír.
-Te puedo pedir un enorme favor
-Si- tome una blusa roja ajustada era hermosa pero no creía que en mi luciera tan bien
-Nos preguntábamos si esta noche la quisieras pasar en familia con nosotros- me sorprendió, no esperaba esa petición y creo que mi semblante debió de ser cómico por que ella soltó una carcajada.-Yo Alice, creo que…-pero no me dejo terminar me metió en el baño me lanzo una blusa de las que había comprado era azul se ajustaba a la cintura y un pantalón blanco.
Entre en la ducha e intente no pensar en nada pero no pude evitar recordar a Edward, toque mis labios, había estado tan cerca demasiado cerca, ya no sabía si en verdad se lo tenía que agradecer a Emmett había arruinado ese momento, sin duda desde ahora lo llamaría, “Emmett el gran entrometido”, pero tenía que mantenerme lejos de Edward, el era un gran chico y no podía permitirme hacerle daño, es algo que no me perdonaría, intente dejar el tema de lado y me apresure a bañar antes de que cierta chica que estaba en mi habitación, hiciera alguna locura debido a mi tardanza, me cambie rápidamente con la ropa que me había dado Alice, vi mi reflejo en el espejo y me sorprendí al ver que me veía mejor de lo que había esperado pero no era mi estilo parecía una imitación de un barbie, salí del baño y ahí estaba Alice acomodando el librero y con horror vi que tenía en sus manos el libro de Orgullo y Prejuicio
-Ya era hora, pensé que no saldrías hoy- dejo el libro en la estantería y me observó- justo como te vi, déjalo suelto te vez mejor
-Wow, gracias por arreglar esta habitación-dije apenada
-No estaba tan mal, solo había un poco de cosas fuera de lugar, vamos van a pasar una película excelente que Rose y Yo queríamos ver y no me quiero perder el comienzo.
Fui junto con Alice, me sentí bastante incómoda con la ropa que traía en ese momento, pero tenía que hacer ese sacrificio, respire hondo y entre a la sala donde ya estaban todos acomodados esperando a que la película iniciara
-Llegamos- creí que podía pasar un poco desapercibida pero gracias al anuncio de Alice eso fue imposible sentí que todos me veían
-Luces encantadora-sonreí apenada ante el comentario de Esme, vi que Edward la observaba se giro hacia mí y sonrió
-Gracias
-Vamos ya está por comenzar-nos aviso Alice quien se había sentado junto a Jasper que le había guardado un sitio yo mire a ambos lados, no sabía donde debía de sentarme, vi que Edward se movía haciéndome un sitio, lo único era que estaba junto a Emmet quien tenía su brazo sobre los hombros de Rosalie, me senté junto a Edward evitando tocar a Emmet pero lo que hizo que quedara muy cerca de Edward.
-Que bueno que bajaste a una de las maravillosas noches en familia de los Cullen- me lo dijo al oído, ya que estaba comenzando la película
-Bastante humano-dije girando mi rostro para no tener que hablar demasiado alto y molestar a los demás, aunque sabía que nos escuchaban, y me percate de lo cerca que habíamos quedado, no pude evitar sobresaltarme ante esta acción, estaba en terreno completamente peligroso, estas en graves, que digo graves, gravísimos problemas Isabella Marie Swan, me gire hacia el televisor era un película vieja demasiado romántica, pero era buena, aunque no pude verla con total interés, quien se podría concentrar en algo, teniendo a un chico como Edward tan cerca, y él parecía tan tranquilo, vamos Bella intenta ver la película y deja de estar pensando en boberías pareces una adolescente, espera sigo siendo una, seguía tan inmersa en mi discusión interna lo cual en definitiva no era de una persona en sus 5 sentidos, que no me di cuenta cuando la película termino
-Que opinas Bella, crees que un amor así sea posible-la vocecita de Alice me hizo regresar a la realidad, pero provoco que al mismo tiempo todos se giraran hacia mi
-Sinceramente en el pasado te hubiera dicho que no, pero ahora sé que todo puede ser posible
-Buena respuesta-dijo alegre
-Detrás de esa mascara de frialdad hay una chica con sentimientos, quien lo hubiera imaginado-Emmet quien rio divertido vi que una mano paso delante de mis ojos- oye que te sucede tu no piensas lo mismo que yo
-Yo no opino lo mismo- me gire para ver que veía a su hermano severamente
-Hay algunas cosas que no conoces de mi-respondí dirigiéndome a Emmett
-Y este es un claro ejemplo, que otra cosa tienes escondida- alboroto mi cabello, me tomo completamente desprevenida, pero me hizo sentirme bien porque me estaba tratando como alguien más de la familia
-No querrás averiguarlo, te recomiendo que no te metas conmigo-dije mientras le pegaba en su brazo procurando no hacerle daño
-Es toda tu fuerza, vamos demuéstralo, o es que es verdad, que la fuerza corresponde a la estatura, ahora entiendo tu debilidad Pequeña- se puso de pie, estaba frente a mí, me estaba retando
-No lo es-lo imite me levante de mi lugar, levante mi rostro para poder verlo a los ojos- y la estatura no mide la fuerza
-Miedo pequeña
-En lo absoluto, y no me digas pequeña de nuevo, se que lo soy, pero no tienes porque gritarlo, mejor engañémonos y finjamos que no lo soy-sonreí de inmediato sentí como la tensión que se había formado en el ambiente desaparecía, y fue seguida por unas risas de los demás
-Será imposible fingir que no eres pequeña, pequeña Bella- me había abrazado lo que me dejo helada
-Emmett, no abuses del autocontrol de bella-le advirtió Esme
-Al fin alguien más me puede acompañar de compras- parecía completamente feliz por mi autocontrol.
-Yo??, no lo creo-dije un poco asustada me daba pavor poder lastimar a alguien además de que las compras no eran algo de mi total agrado
-Vamos Bella, creo que es hora de que cambies tu guardarropa- daba brinquitos de alegría con una sonrisa en el rostro
-Tengo lo necesario-dije sorprendida del pánico de la idea de comprar, ni siquiera me había percatado de cuando Emmet me había soltado y había ido a abrazar a Rosalie que aun me veía de manera escéptica pero en sus ojos había un brillo diferente
-Vamos te mostrare algo-me llevo hacia su habitación me gire y vi que todos sonreían mi cara debía de ser muy cómica porque todos reían de solo verme
-Ayúdame- moví mis labios y Edward solo se encogió de hombros, sabia que él no podía hacer nada al respecto, así que me deje llevar cuando entre a su habitación me sorprendió era muy hermosa, me indico que me sentara en el sillón que había en su habitación mientras ella abrió una puerta encendió la luz y me quede admirada viendo el tamaño de su armario, era enorme me levante y la seguí
-Te gusta, es mi armario-me dijo mientras buscaba entre unas bolsas de las del final en el extremo izquierdo, solo dos estantes pequeños tenían lo que parecía ser la ropa de Jasper
-Impresionante, jamás pensé que alguien llegara a tener esta cantidad exagerada de ropa-dije pasando entre vestidos y blusas que estaban colgados
-Este vestido es para ti- me entrego un hermoso vestido de un azul oscuro, era de un solo hombro estilo egipcio no podía negar que era bellísimo
-Alice yo no lo necesito, no tengo donde usarlo creo que es más fácil que tu lo utilices-dije intentando entregárselo pero ella se negó
-Lo utilizaras pronto, sé que es el indicado, además de que le encantaras más aun
-Que quieres decir con que eso le encantara, a quien te refieres?- ella solo sonrió y fingió que no me había escuchado, como si eso fuera posible
-Con tu comentario de hace un rato lograste romper el hielo con Emmet, te estaba probando, y ahora sabe que eres un blanco mas de esta familia, fue genial pensamos que le darías su merecido, me alegro de que no cayeras en su juego, le demostraste ser más inteligente y mas graciosa que él
-Te han mencionado que sueles exagerar-dije alegre
-Solo algunas veces, espera la mayoría del tiempo después de compras- con una sonrisa una más amplia en su rostro
-Vamos la diversión de esta noche aun no termina-Alice quien me acompaño a mi habitación a dejar el vestido nuevo, fue ahí cuando me percate de que Alice se había tomado la libertad de colgar la ropa que me había dado hace unas horas, solo podía decir una cosa al respecto, era demasiado glamurosa para mi
Cuando llegamos de nuevo a la sala todos estaban haciendo sus apuestas acerca del juego de baloncesto
-Aléjate Alice esta vez será justo-aclaro Emmet inmediatamente cuando nos vio entrar
-Es la apuesta de Jasper- señalo Rosalie
-Si por primera vez estamos seguros de que es justo-Edward quien sonrió
-Donde están Esme y Carlisle
-Salieron, tenía una reunión con gente del hospital y Esme lo acompaño- hablo Rosalie sin prestarnos atención
-Así que veremos el partido
-Eso es de chicos- intento hacerlos cambiar de parecer para ver el canal de modas
-La película fue para chicas, así que no te quejes es nuestro turno
-No perdemos nada, además Emmett tiene razón
-Así se habla, Alice, creo que eres la única que no está completamente feliz
-Si no hay de otra- se acurruco junto a Jasper
-Te hago un lugar o prefieres quedarte de pie- Emmett se hizo a un lado dejándome de nuevo junto a Edward, me senté intentando quedar un poco más alejada de Edward, fue un rato muy divertido ver la emoción de los chicos, se enojaban porque no anotaban, aunque tuve que separarme de Emmett, su emoción era mayor que la de Jasper o Edward, estos últimos solo gritaban un poco, pero Emmet estaba completamente inmerso, Rosalie también se había alejado, y yo quería alejarme de él pero me era imposible estaba ya muy cerca de Edward y no quería estar más, en un descuido me golpeo con su puño me hice hacia un lado chocando con Edward quien parecía un poco molesto.
-Te ha hecho daño?- paso su brazo tras mis hombros utilizándola como barrera para evitar que me golpear de nuevo, aunque no debería de agradarme no me molesto en lo más mínimo sentir su cercanía y de verdad fue de gran ayuda, por que sin duda hubiera recibido 4 golpes más, cuando termino Emmett estaba furioso porque su equipo había perdido de nuevo, Jasper y Edward sonreían
-No aprendes la lección- me soltó y se levanto para cobrar su apuesta
-Te divertiste?- se giro para tenerme de frente
-Claro, lo mejor de todo fue cuando me golpeaste-dije aparentando molesta
-Oh lo lamento, es que cuando veo un partido me emociono un poco
-Lo recordare la próxima vez, me sentare lejos, muy lejos de ti y de tus golpes-respondí levantándome y decidí salir un momento esperaba que ahí el aroma de Edward fuera más tenue y que me dejara poner mis ideas bajo control.
-No extrañas tu hogar-me pregunto Rosalie quien estaba justo a un lado míoNo extrañas tu hogar-me pregunto Rosalie quien estaba justo a un lado mío
-No podría llamarlo hogar, es más bien un lugar donde pasar el tiempo-dije recordando todo lo que me rodeaba en volterra, y esperando no sonar grosera, no quería más problemas con ella
-Parece que no te gusta en realidad
-Con honestidad no tanto como creía, es solo que te acostumbras al estilo de vida más cuando no has experimentado nada diferente-dije mientras la veía
-Jamás habías estado fuera de volterra
-Sola no, siempre que salía era en compañía de ellos, jamás me habían dejado sola en una misión, creo que esto me ha servido mucho, la calidez de su hogar es inigualable
-Como es en volterra?
-En pocas palabras, un castillo para unos cuantos vampiros, la soledad inunda el lugar, solo salimos por las noches a cazar, por las mañanas recibimos entrenamiento para llevar acabo nuestro trabajo, pero la mayor parte del tiempo es estar solos-respondí recordando mis andanzas por el castillo
-Que triste y yo que me quejo
-No tienes porque quejarte, eres afortunada tienes una familia y ha Emmett-dije sonriendo sin duda con Emmett era la diversión garantizada.
-Yo nunca pedí ser un vampiro, yo deseaba muchas cosas que me fueron arrebatadas, pero tienes razón, tengo a Emmet, un poco infantil pero un hombre maravilloso- sonrió al mencionar el nombre de Emmett
-Y crees que yo lo pedí?, ellos no me dejaron morir, me convirtieron en lo que soy, jamás conocí que había otra manera de alimentarme, que había otras maneras de subsistir, siempre estuve bajo su supervisión
-No comprendo
-Ya sabes lo que paso, la muerte de mi familia, me quede sola, llego un punto que decidí que lo mejor era que todo terminara, tome la decisión que para mí fue la mejor en ese momento, se que fue un acto completamente cobarde, pero ya no tenía motivos para continuar, intente suicidarme, creí que lo lograría y que todo terminaría, pero Demetri me llevo con Aro, el me convirtió, cuando desperté, me dolió el saber que no lo había logrado- respondí mientras veía que su rosto casi inexpresivo, se había contraído un poco por la sorpresa, apuesto que no se lo imaginaba.
-Porque Aro haría eso
-Por mi don, ninguno que intente penetrar mi mente lo logra, por ello tengo gran ventaja, además he desarrollado una gran fuerza y habilidad- recordé las palabras de Aro cuando dijo que aún faltaba por desarrollar algo de vital importancia, que me haría ser completamente invencible, pero no sabía a qué se refería con ello
-Jamás pensaste que tu vida pudiera cambiar?
-No lo creía, pensé que mi existencia ya estaba trazada y de pronto el destino cambio, pero no soy digna de estar entre ustedes, agradezco lo que han hecho por mi hasta ahora, sé que no fui la chica más educada, pero el miedo de lo nuevo, de estar sola con unos extraños, que además eran diferentes a lo acostumbrado es perturbador, pero su forma de subsistir aunque es repugnante aun para mí, es mejor que la mía- había visto un brillo de enojo en sus ojos pero al terminar mi frase se tranquilizo
-Te adaptaras
-No lo quiero hacer-respondí tajantemente observando como el aire movía las hojas de los arboles
-Porque?, pensé que lo ibas a intentar, o es que solo es un engaño?- en su voz note una muestra de enfado
-Cuando esto termine, yo me marchare, y mi vida será lo que era antes de ustedes, y creo que ya será bastante complicado hacer como que esto jamás sucedió, me agrada tanto el ambiente, pero yo no pertenezco aquí- no pude evitar que mi voz sonara con esa enorme frustración que sentía en mi interior, si hubiera sido de otro grupo, no habría problema en cambiar pero era parte de los Vulturis, ahí no había cambios.
-Se que puedo ser bastante egoísta, mandona y detestable, pero no me importaría tener una hermana mas- sonrió
-Ni aunque fuera una asesina?-pregunte vi que su expresión se tensaba, pero no había cambiado
-Todos tienen una segunda oportunidad
-Gracias Rosalie
-Vamos creo que debemos buscar algo que hacer para matar el tiempo
-Te importaría si me quedo un momento más aquí-pregunte, ella solo negó y se dirigió hacia la puerta
-Bella
-Si?-me gire hacían donde se encontraba
-Gracias por defendernos
-No tienes por qué agradecerlo-dije con una sonrisa entro de nuevo a la casa
Me quede de pie ahí en medio del porche, me perdí observando al vacio, pasaron de ser unos seres que odiaba, a seres que intentaba entender respecto a su manera tan peculiar de ser, era impresionante para mí ver, la manera en la que se desenvolvían entre los humanos, hice mis pensamientos a un lado y entre antes de que alguien saliera por mí.
En cuando entre me gire hacia donde sabia estaría Edward, y ahí estaba sentado frente a su piano, comenzó a tocar una melodía que me era conocida, estaba tan concentrado que no se percato de que yo estaba apoyada en el marco de la puerta escuchando la melodía, hasta que escuche tocar el último par de notas y sabia que había finalizado
-Clair de lune, Debussy, cierto?- dije aun parada donde me encontraba, el se giro y sonrió
-Conoces la melodía?
-Es una melodía hermosa
-No dejas de sorprenderme- se había hecho a un lado en el banco haciéndome un lugar junto a él, dude un poco, ya había estado bastante tiempo cerca de él por ese día-No muerdo
-No te creo-Respondí con la misma sonrisa y me senté junto a él manteniendo mi espacio en realidad lo que banco me permitía
-Sabes tocar
-Nunca aprendí
-Nunca es tarde para aprender- me mostro una cautivante sonrisa curvada
-Pero yo soy un caso perdido, me limito a escuchar solamente
-Te gustaría escuchar una melodía que yo compuse
-Claro- me acomode y él comenzó a tocar, esa era la melodía que había estado escuchando por las noches, era hermosa, cerré mis ojos y deje que mi imaginación volara al ritmo de la melodía, solo los abría para observar que el tenia una sonrisa en el rostro que no lograba descifrar, pero lo hacía verse tan sexy, basta bella, contrólate
-Y que te pareció- espero mi respuesta algo impaciente
-En verdad quieres saberlo?- de su cara se borraba la sonrisa que había mantenido durante toda la melodía
-Claro cuál es el veredicto, pésima?
-Claro que no, es maravillosa-su sonrisa apareció en su rostro de nuevo
-Se que no es el tema, pero creo que el comentario de Esme de que lucias encantadora no fue apropiado, hermosa seria el indicado- rio al ver que giraba mi rostro en verdad que me había avergonzado, porque me hacia esto
-Gracias-no me habían esperado eso-creo que podría escuchar esa melodía toda la noche
-Lamento no poder cumplir tu petición, si lo hago Emmet sugirió que rompería el piano-solo espera que no se diera cuenta de que estaba desviando la conversación
-Debe de tener muy mal gusto, porque no sabe apreciar lo bello de la melodía-dije un tanto molesta, como es que ese grandulón había amenazado con romper el piano, solo porque había tocado una melodía tan hermosa.
-Es Emmet
-Si creo que eso explica todo-sonreí, Edward parecía que iba a preguntar algo, solo esperaba que no fuera nada referente a lo que había pasado esa tarde.
-Bella!!!!!-grito Alice me levante de un salto y gire hacia donde venia la voz y me fije que estaba en el marco de la puerta con una sonrisa
-Dime Alice-pregunte aunque un poco molesta debo admitir, pero agradecida por salvarme de la situación
-Emmett quiere mostrarte algo, corre está en la sala junto a Jasper
-Voy-me gire hacia Edward quien solo observaba a Alice- Nos vemos
Salí y fui directo hacia donde me había indicado Alice, estaba sentado justo frente a la pantalla sentado en el suelo, y por lo que vi supe que quería jugar videojuegos, si creía que en ese juego de “niños” me ganaría, estaba muy equivocado, pero me serviría de distracción de mi pequeño problemita
-Edward-se acerco
-Dime enana
-Porque no simplemente se lo dices y ya
-A que te refieres?
-Sabes de lo que hablo- se había acercado y se sentaba en lugar donde había estado Bella hace unos minutos-se nota que ella es de tu agrado
-Recuerda que la tengo que vigilar, olvidas que me lo pidió Carlisle
-Eso fue antes, ahora es diferente, pero cuando la tienes cerca todo en ti cambia, tu no lo percibes pero yo si-Alice divertida-oh dime por que la has defendido de Emmet, te molesta que el intente hacer alguna de sus estúpidas bromas, si lo hace sales a su defensa
-Conoces a Emmet no conoce de limites
-Y porque no simplemente dejas que ella le dé su merecido- sonrió ampliamente al ver que había dejado a Edward sin palabras
-Alice, ella es diferente aparenta ser una cosa pero es otra, no quiero que se sienta atacada por el comportamiento de Emmett
-Hablas como todo un enamorado, me alegra que al fin encontraras a alguien, solo no lo pienses tanto, ella es demasiado despistada, así que puedes darle un buen empujoncito o si lo prefieres, yo se lo puedo dar
-Heee… Alice, te lo agradezco no es que no quiera pero no tienes el tacto suficiente- en verdad sintió miedo de lo que Alice le pudiera llegar a hacer a Bella.
-Hey!!!! Eso dolió, pero ya sabes hermanito si me necesitas aquí estaré
-Alice…
-Que sucede?
-Intenta no predicarlo
-Yo no lo diré, pero la mayoría ya lo sospecha, eres tan obvio- atravesó la estancia ágilmente dando giros dejando a un Edward confuso pero a la vez molesto, después de un rato llegaron finalmente Esme y Carlisle quien se unieron al juego de Emmett contra Bella
-Te gane-grito Emmett mientras saltaba
-Claro-dije sonriendo, la verdad lo había dejado ganar, pero no se lo diría, no quería que me odiara
-No estés triste, aprende a vivir con la derrota
-Mañana quiero la revancha- el acepto, no sabía que mañana acabaría su reinado y de nuevo seria el perdedor
-Hoy hace una hermosa noche-menciono Jasper quien veía atreves de las ventanas
-Creí que llovería
-Todo lo indicaba-me respondió
-Estaré afuera-dije saliendo por la puerta principal, gracias a que ya confiaban en mi podía estar sola sin que ellos se preocuparan, creo que eso era una carga menos para ellos y para mi, solo sentí que algo paso rápidamente a mi lado gire mi rostro pero no vi nada, seguí mi camino y me senté junto al lago, y tome una bocanada de aire, y el aroma de Edward inundo mis sentidos, o él estaba ahí, o en verdad se me podía declarar como una completa demente
-Edward-dije a la nada ya que no lo veía solo lo percibía
-Como supiste que estaba aquí- llego junto a mí
-Tu aroma es muy peculiar-dije recorriéndome un poco para alejarme de el
-Solo quería saber si estabas bien
-Necesitaba salir un poco
-Somos tan aburridos, que necesitas alejarte de nosotros
-Por supuesto que no-dije claramente ofendida de que creyera que pensaba eso de ellos-la aburrida soy yo
-No lo eres, me contestaras con la verdad lo que te pregunte?
-Claro-dude un poco pero acepte, aunque eso significara condenarme, aguante la respiración
-Dejaste ganar a Emmett- volví a respirar con naturalidad
-Es tan obvio-respondí con una sonrisa
-Tus estrategias eran muy buenas y de pronto perdiste en lo más sencillo
-Ok, si acepto que lo deje ganar, pero dale esa satisfacción al pobre de Emmett
-Cuando lo sepa
-El no tiene por que saberlo, yo no se lo diré y tu tampoco lo harás-dije firmemente parándome justo delante de el
-Yo no he prometido nada
-Promételo-coloque mis manos en mi cintura
-Por que lo haría
-Por la salud mental de tu hermano-como si esa fuera razón suficiente, claro que ni yo me la creí, pero no se me había ocurrido algo mejor
-Está bien- se puso de pie quedando delante de mí, en ese momento sentí que era el justo para regresar a casa, di solo dos pasos pero él me tomo de la mano-Bella
-Vamos debemos de regresar-me gire para verlo y vi sus ojos me veía con curiosidad, era una mirada diferente
-Porque intentas huir de mi?- tiro de mi hasta quedar de nuevo a solo unos centímetros de el
-Claro que no lo intento-intente sonar completamente segura, pero falle
-Esa impresión me das, cuando estamos solos, parece que ruegas porque alguien te salve y siempre llega alguien, te vas sin que te lo pidan dos veces
-No es eso, es solo que… me estoy adaptando a ustedes y creo que es de mala educación hacer esperar a los demás, si eso hacerlos esperar-dije rápidamente, estaba nerviosa ante su cercanía, se había acercado un poco mas
-Porque esta nerviosa-pregunto sonriendo, mientras su mano soltaba la mía, solo para colocarla en mi cintura y asegurarse de que me huyera, si estuviera viva apuesto a que hubiera muerto ahí de un paro cardiaco
-Claro que no lo estoy-mentí muy mal y más cuando sentí su otra mano apoyada en mi mejilla hizo lo mismo que en la tarde, acaricio mi mejilla y después la coloco en mi cuello, oh por dios esto no está sucediendo, Emmett, Alice, alguien que me ayude o mejor no, que digo AUXILIO!!!
-Tu voz te delata-mantenía la sonrisa en su rostro, su aliento se mezclo con el mío , me observo y se detuvo en mis ojos, parecía que me estaba pidiendo permiso, que debía de hacer?, y aun lo piensas, bella aléjalo de ti, huye, pero en vez de hacer lo que esa vocecita gritaba en mi cabeza, cerré lo ojos
Sentí su aliento, deje que me embriagara, sus labios estaban sobre los míos, eran suaves y se abrían paso de la manera más dulce, me estaba besando, si me estaba besando!!!!, sus labios seguían ahí y yo no movía ni un solo musculo, estaba en shock o algo parecido, deje de pensar y correspondí a ese beso, sentí que al comenzar a mover mis labios el retiraba su mano que tania en mi cuello para adueñarse por completo de mi cintura, yo coloque las mías en su cuello, lo atraje más hacia mí para hacer más profundo el beso, no se con exactitud cuánto tiempo paso, solo sé que nos dejamos llevar en ese instante, y que parecía que aunque me negué en un principio ansiaba que lo hiciera, de que otra manera lo había permitido, pero mi cerebro volvió a funcionar, y lo separe de una manera un poco brusca, lo aleje de mi empujándolo, solo me observo parecía que intentaba leer lo que estaba pensando, pero era imposible, como agradecía mi don lo amaba en estos momentos.
-Esto no está bien, nada bien, lo lamento Edward-vi en su rostro de confusión, se intento acercar y yo solo coloque mis manos delante
-Bella, yo…
-Lo siento, me deje llevar, pensé que eras otra persona por eso lo hice, perdóname-dije saliendo del lugar, que es lo que había hecho?, porque le había dicho eso?, eres tonta bella, TONTA!!!!
º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º

AFILIADOS